27 ago. 2012

¿Te sientes representada o escuchada por las marcas de cosmética?


Está claro que cada vez creemos menos en la publicidad. Afortunadamente y también gracias a la tecnología y todos los gadgets de los que nos rodeamos día a día estamos expuestos –y hasta bombardeados- a mucha información desde diversos canales. Esto nos da la libertad de elegir entre creer a alguien en quien confiemos, llámese amigo o conocido, alguien que ha probado, conoce o tiene una voz virtual sobre el tema que nos interesa, como un blog o un desconocido de un foro, ó a La Publicidad; que está pagada por marcas y empresas a quienes le interesa convencernos de las bondades de su producto/servicio, pero que muchas oportunidades ha demostrado ser engañosa.

Pero al ver tantos anuncios en revistas, en las webs en las que navegamos o en la televisión, donde nos muestran chicas con cuerpos espectaculares promocionando crema anticelulítica, jóvenes de veinte y pocos (o menos) anunciando lociones anti-aging y celebrities con pestañas interminables, que obviamente son más falsas que un CD del top manta yo me pregunto: ¿Las marcas no han comprendido que ya no nos tragamos el cuento? ¿O es que todavía lo hacemos?

Anuncio para Código de Juventud de L’Oréal

Con la modernidad, los avances médicos y tecnológicos le hemos ganado algo de terreno al invencible tiempo. Cual Dorian Grey cumplimos años y seguimos nuestro camino fuertes y sanos –con bastante suerte- pero los años pesan en el cuerpo y los signos de envejecimiento se van haciendo notorios.


Si miramos sólo un poco hacia atrás, a principios de sigo XX la esperanza de vida para los hombres era de 50 años aproximadamente y 65 para las mujeres.

¿Y en cuanto crees que ha aumentado nuestra esperanza de vida? Al menos en España, para el año 2010: 78,94 años para los hombre y 84,91 para las mujeres.

¡OCHENTA Y CINCO AÑOS!! Que se dice rápido, pero que es muchísimo…
Y por supuesto, queremos aprovechar todos los avances en medicina y estética para vernos lo mejor que podamos, pero: ¿Por qué tanta desesperación en lucir mucho más joven de lo que somos?. ¿Ya no nos satisface el vernos bien ante el espejo?, ¿no es suficiente recompensa vernos mejor que aquella ex-compañera de clase, ex-colega, ex-novia de nuestra pareja o ex-vecina que siempre lucía despampanante en su juventud y nos hacía sentir como un adefesio a su lado? O ¿queremos ser, vestirnos y parecernos a la celebrity de moda y que es diez o más años menor que nosotras?

Os juro que reniego de los cuidados ni de querer lucir lo mejor que pueda, al contrario, después de los treinta a TODAS nos preocupan la celulitis, las arrugas, las manchas, las ojeras, las bolsas debajo de los ojos, la caída del pelo, la flacidez de la piel (sobre todo el cuello ¡horror!) y pare usted de contar.

Pero pasar de creer que podemos vernos estupendas a soñar u obsesionarnos con lucir como las modelos y actrices de los anuncios de beauty y fashion es simplemente una quimera. ¿Sigues creyendo que puedes llegar a poseer o recuperar esa melena gruesa y voluminosa?, ¿Tener unas pestañas extra-largas? O ese cutis terso como cuando tenías 20 años, exactamente como la modelo del anuncio que promociona tal o cual producto???

La respuesta es NO: De acuerdo a estudios llevadas a cabo en 2010 por The Sun, el 28% de los anuncios son falsos y otro 44% no aclara si ha “mejorado” o “manipulado” las imágenes, por lo que tampoco son 100% fiables.

A mi todo esto me da mucha rabia, yo quiero comprar un producto que sea efectivo para mi franja etaria, mi complexión o mi etnia, y me ofende que una crema que se supone te va a iluminar la piel, minimizar arrugas o quitar las manchas te la venda una modelo de 18 años que en su vida ha tenido alguna imperfección. 

Acabo de leer un artículo en Harper´s Bazaar sobre el tratamiento Dermapen del cirujano plástico Jon Turk, quien hace esta declaración: “En mi opinión, cualquier persona con edades entre 35 a 60 años debería estar recibiendo estos tratamientos” 

Pero ¿Quién es la preciosa chica de la foto que posa con diminutas agujas que “garantizan” el rejuvenecimiento facial?: La Modelo francesa Heloise Guerin, nacida el 26 de agosto de 1989 (ósea, sólo tiene 22 añitos)

No creo en absoluto que alguien con esta edad y esta piel sea la modelo ideal para promocionar un “Wrinkle eraser” (elimina arrugas). ¿Tu que opinas?

Por ser engañosos muchos anuncios de máscaras, champú o cremas has sido prohibidos tanto en Estados Unidos por la División Nacional de anuncios (NAD: National Advertising Division) como en Inglaterra por la Autoridad de Estándares de Publicidad (ASA: Advertising Standards Authority)

Anuncio de CoverGirl con Taylor Swift prohibido por la NAD, ya que la mascara NatureLuxe Mousse no produce el efecto de la foto y las pestañas de la cantante y actriz han sido alargadas con photoshop.

En Inglaterra, la ASA ha vetado a la marca Rimmel en varias oportunidades. En 2007, el anuncio con Kate Moss para la máscara Magnif’ Eyes Mascara fue vetado por que las pestañas eran falsas.


Más recientemente TODOS los anuncios para Rimmel 1-2-3 Looks Mascara fueron prohibidos y obligados a advertir en el propio producto, que las usuaria no conseguirán el efecto anunciado por mas que se pongan cuatro capas de máscara, LOL. 
Eso si, está escrito en letra muy pequeñita.


Los anuncios de máscara de pestañas son los mas engañosos. El 58% de las marcas admite que las pestañas han sido alargadas en ordenador y un 42% simplemente usa pestañas postizas.

Los productos para el cabello no se quedan atrás. Alrededor del 23% de los anuncios de champú utiliza modelos con extensiones. 



De las más criticadas por lo exagerado de su melena fue Cheryl Cole, quién anuncia el champú de Elvive Full Restore 5. Pero OJO: lleva extensiones en el pelo cuyo mantenimiento cuesta nada mas y nada menos que £ 4.000 anuales.

Aquí os dejo otros anuncios vetados:


Anuncio de Lancôme vetado por que  Julia Roberts está demasiado retocada.

Anuncio de Maybelline con la top de los 90´s Christy Turlington vetado por engañoso.

Anuncio de Olay Definity eye illuminator protagonizado por Twiggy prohibido en 2009 por demasiado retoque en los ojos. Además “el texto del anuncio estaba escrito con intención de confundir a los lectores”

También ha sido vetada la campaña de Helena Rubinstein por pasarse un poquito con el photoshop con Demi Moore, quién está irreconocible y hasta luce un color de los ojos diferente. 

Encuentren las diferencias.

A principios de este año le tocó  el turno a L’Oréal. El anuncio de Revitalift Clinical Repair 10 con la preciosa actriz Rachel Weisz se prohibió en Inglaterra por las misma razones que los anuncios de Lancôme con Julia Roberts y el de Maybelline con Christy Turlington. 
La ASA no juzga la calidad ni efectividad de los productos, pero considera que la imagen de belleza y perfección de la campaña era engañosa. Y estuvo de acuerdo con las quejas de que las imágenes fueron retocadas excesivamente y “no son representativos de los resultados que el producto podía lograr”. Las palabras exactas con que la ASA describe el efecto que el anuncio promete es: “misleadingly exaggerated” (engañosamente exagerado)

Por bueno que sea el producto y por hermosa que sea Rachel 41 años se notan, y todas las que estamos cerca o pasados los cuarentas, sabemos que la piel no luce igual que una de 30 y menos de 20.
A menos que consigas comprar esta crema ;)

Tras la retirada en UK de varios anuncios, la parlamentaria Jo Swinson declaró: “Las industrias de la belleza y de la publicidad deben dejar de estafar a los consumidores con imágenes deshonestas. La prohibición de estos anuncios, junto con las anteriores resoluciones de la ASA que prohíben anuncios con modelos muy retocadas debería actuar como una llamada de atención.” 
¡Más le vale a los anunciantes estar al loro!

Pero creo que muchas revistas y marcas de cosméticos se están percatando que no están llegando a su target, y hay cada vez más portadas y anuncios con modelos y actrices de edad madura e igualmente hermosas, como es el caso de Susan Sarandon, Meryl Streep, Ellen DeGeneres o Diane Keaton.

Una de las publicidades que más me ha gustado últimamente ha sido ver a la diseñadora de interiores Iris Apfel, con sus gafas al estilo Carrie Donovan y sus 90 años divina y estilosamente bien llevados, como la imagen de la campaña de la marca de maquillaje M.A.C.